Información a los padres sobre vacunas. MINSAL Chile

vacu13-150x150

Programa Nacional de Inmunizaciones

Vacunas y su importancia

La manera más efectiva de mantener a tu hijo/a sano/a es a través de las vacunas, ya que  su función es prevenir enfermedades que pueden llegar a ser peligrosas. Y lo más importante es que no solo lo proteges a ellos sino a todos.

El Ministerio de Salud tiene un Programa Nacional de Inmunizaciones para el control, eliminación y erradicación de enfermedades prevenibles por vacunas (www.minsal.cl). Estas vacunas se administran gratuitamente debido a que el gobierno las financia.

¿Cuáles son estas vacunas, contra qué son y cuándo se deben administrar a niños/as?

Dentro del Programa Nacional de Inmunización del niño/a se administran las siguientes vacunas:

- Vacuna BCG: vacuna inyectable se pone durante la estadía del Recién Nacido en la maternidad.

Reacciones y cuidados: Después de 2 o 3 semanas en el sitio de la vacuna aparece una  inflamación enrojecida de 5-10 mm, no es dolorosa, esperable para dicha vacuna. A veces aparece una secreción amarilla y puede demorar semanas en cicatriza, dejando una marca. Se recomienda mantener esta zona seca, descubierta y no aplicar alcohol, cremas  o desinfectantes. Si se moja durante el baño secar suavemente.

- Vacuna Pentavalente (DTP- HEP B- Hip): Es una inyección que incluye cinco vacunas contra la difteria, tétanos, pertussis (tos convulsiva coqueluche), hepatitis B y la bacteria Haemophilus b. Se pone a los 2, 4, 6 meses y 18 meses.

Reacciones y cuidados: Puede aparecer fiebre por 2 ó 3 días e irritabilidad. En la zona de la vacuna puede aparecer una hinchazón rojeácea y dolor. Generalmente deja una dureza bajo la piel que no duele pero puede durar semanas o meses. Para el dolor se recomienda aplicar paños fríos. Si aparece fiebre administrar paracetamol en la dosis recomendada por su pediatra y ofrézcale pecho con mayor frecuencia.

- Vacuna Polio oral o Sabin: Inyección contra la poliomielitis se pone a los 2, 4, 6 y 18 meses.

Reacciones y cuidados: Generalmente no produce reacciones. En casos muy particulares (1 en un millón) puede producir la misma enfermedad.

- Vacuna Tres Vírica (SRP): Vacuna contra sarampión, rubéola y parotiditis (paperas). Se pone a los 12 meses y en primero básico.

Reacciones y cuidados: Entre los 5 y 10 días después de administrada la vacuna puede haber fiebre moderada, romadizo, inflamación de ganglios y pintas rosadas en la piel. Si aparece fiebre, desabrigue al niño/a, dele líquido y administre paracetamol de acuerdo a la dosis recomendada por su pediatra.

- Vacuna DTP: Inyección contra la difteria, tétanos y pertussis (tos convulsiva coqueluche). Refuerza la dosis administrada a los 2, 3, 6 y 18 meses. Se pone a los 4 años.

Reacciones y cuidados: Los mismos que la Vacuna Pentavalente.

- Vacuna DT: Inyección contra la difteria y tétanos. Refuerza las dosis administradas anteriormente. Se pone en segundo básico.

Reacciones y cuidados: Los mismos que la Vacuna Pentavalente.

- Vacuna Neumocócica: Contra la bacteria neumococo que origina neumonía, meningitis, artritis, otitis, etc. se pone a los 2, 4 y 6 meses. Luego se administra un refuerzo a los 12 meses de edad a todos los recién nacidos desde el 1° de noviembre de 2010 y que cumplieron 2 meses a partir del 1 de enero 2011.

Reacciones y cuidados: Dolor en la zona inyectada. En caso de fiebre dar paracetamol de acuerdo a lo prescrito por su pediatra.

Importancia de las vacunas

Las vacunas son medicamentos biológicos que aplicados a personas sanas provocan la generación de defensas (anticuerpos) que actúan protegiendo ante el contacto con los agentes infecciosos contra los que se vacuna, evitando la infección o la enfermedad.   Las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno.

 

¿Qué son las vacunas?La mayoría de las vacunas son medicamentos elaborados a partir de los agentes infecciosos, tratados e inactivados para eliminar su capacidad de producir enfermedad, manteniendo su capacidad de estimular la respuesta protectora del sistema inmunológico de la persona vacunada.

¿Cómo se aplican? Las vacunas se aplican a través de una inyección, y algunas veces por vía oral. En muchos casos son necesarias varias aplicaciones para conseguir que el efecto protector se mantenga durante años.  Para facilitar la aplicación correcta de las vacunas en niños y niñas se ha elaborado un Plan Nacional de Inmunización: El calendario de vacunas y las edades de aplicación.

VER “Calendario de vacunación”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Mitos con respecto a las vacunas

¿Aplicar muchas vacunas en lugar de fortalecer la salud de niños y niñas pueden sobrepasar la capacidad de respuesta del sistema inmunológico e incluso debilitarlo?

No. El sistema inmunológico es capaz de responder a una gran cantidad y variedad de antígenos. En teoría, un niño/a podría responder a 10.000 vacunas inyectadas al mismo tiempo. Además, se ha comprobado que los niños y niñas vacunados/as se defienden mejor de otras infecciones.

¿Es peligroso recibir varias vacunas al mismo tiempo? No, no es peligroso, produce la misma respuesta de anticuerpos que si se administraran en forma individual y no aumenta la posibilidad de desencadenar reacciones adversas, solo se deben administrar en extremidades distintas.

¿Qué reacciones puede producir una vacuna? En general, tiene reacciones que son esperables, generalmente es leve, como fiebre o dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección. Las reacciones más importantes son raras, por ejemplo: fiebre muy alta, erupción cutánea generalizada y mucha inflamación en el lugar de la inyección. En esos casos se deberá consultar al pediatra o centro de salud a la brevedad.

¿Se puede vacunar a un niño o niña  que está enfermo/a? Siempre es necesario consultar con el pediatra o centro de salud cuál es la mejor opción, si se debe esperar a que se recupere de dicha enfermedad, o simplemente la misma no interferirá con la acción de la vacuna una vez colocada.

De acuerdo a cada caso se debe evaluar si es necesario posponer la vacuna, ya que un resfrío, tos, diarrea leve, no son contraindicaciones para vacunar. En el caso de fiebre alta, debe consultar su pediatra.

Tampoco se debe suspender la vacuna si anteriormente alguna vacuna le ha provocado fiebre, enrojecimiento o molestias. En el único caso que debe considerar y planteárselo al pediatra o en el centro de salud, es si al haber colocado la dosis anterior de la misma vacuna el niño o niña tuvo reacciones adversas muy exageradas y fuertes como fiebre muy alta u otras alteraciones  y ha padecido de severas reacciones secundarias o malestares agudos persistentes.

No olvide que niños y niñas prematuros/as necesitan prevenir enfermedades por lo que no es bueno suspender la administración de vacunas (deben vacunarse según su edad cronológica, por ejemplo, si tiene 2 meses de nacido debe recibir las vacunas que reciben los niños/as de esa edad, sin importar cuánto se adelantó su nacimiento).

¿Es cierto que las vacunas contienen elementos dañinos para la salud, como el mercurio?

Para preservar algunas vacunas  usa el timerosal que es un derivado del mercurio. Se ha cuestionado la seguridad de este componente debido a que se relaciona con la posibilidad de toxicidad neurológica. La revisión de muchos estudios realizados en niños/as que recibieron vacunas que contienen timerosal y la posición de organismos de expertos internacionales en relación al uso de este compuesto en vacunas, ha permitido al Comité Consultivo de Inmunizaciones concluir que no existe evidencia de eventos adversos en lactantes o niños/as por exposición al timerosal contenido en vacunas rutinarias y, por lo tanto, no habría razón para modificar las actuales prácticas de inmunización en Chile. Para ver más sobre el tema: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-10182007000500004

 

Visítanos en  nuestra Aula Virtual. Cursos Online en Salud
www.CapacitacionesOnline.com

Deja un comentario