Intervenciones para reducir el consumo de sal en la dieta: la importancia de transmitir la evidencia en forma clara a quienes más la necesitan

Intervenciones para reducir el consumo de sal en la dieta: la importancia de transmitir la evidencia en forma clara a quienes más la necesitan

La publicación de una revisión Cochrane evaluando los efectos de las estrategias para reducir el consumo de sodio en los outcomes cardiovasculares ha generado una enorme controversia a nivel mundial. Analizaremos brevemente los resultados de la revisión, el origen de la controversia, y finalmente haremos una reflexión sobre los aspectos que han causado este gran malentendido.

Cualquier académico que haya leído el artículo puede constatar que se trata de una revisión Cochrane que cumple con los estándares metodológicos de esta colaboración. Sin embargo, la calidad de la evidencia para responder a una pregunta clínica no depende de la calidad de la revisión, sino del diseño y limitaciones de los estudios primarios incluidos en ella, de la consistencia entre los distintos estudios, de la precisión del resultado y del grado en que la evidencia responde directamente la pregunta clínica de interés. Una buena revisión sistemática sólo nos asegura que accederemos al total de la información existente, sintetizada y analizada críticamente.

En el caso de la revisión de Taylor y colaboradores, los estudios primarios tienen limitaciones, especialmente por el alto número de pérdidas en el seguimiento a largo plazo, pero el factor que hace que esta revisión constituya evidencia de baja o muy baja calidad, es el número limitado de estudios, pacientes y eventos, todo lo cual se traduce en un resultado impreciso (en términos técnicos, podemos decir que los estudios no tienen suficiente poder, que hay riesgo de error tipo 2 o b, o que no se ha alcanzado el tamaño informativo óptimo).

Los argumentos recién expuestos se fundamentan en la aproximación GRADE para evaluar la calidad de la evidencia2. Ésta ha sido respaldada por múltiples sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud, y la colaboración Cochrane. De hecho, esta última recomienda a sus autores que la utilicen en sus revisiones.

Ver Publicación

Visítanos en nuestra Aula Virtual. Cursos Online en Salud

www.capacitacionesonline.com

Síguenos en Facebook

https://www.facebook.com/AtencionPrimariaEnfermeria

Deja un comentario